El sistema de Control de Tracción, también conocido por las siglas ASR, evita que las llantas del automóvil patinen en situaciones específicas como, por ejemplo, al arrancar en el suelo húmedo, las curvas cerradas, etc.

Teniendo como base los sensores destinados al sistema de frenos ABS y en coordinación con la gestión del motor, el ASR actúa en el acelerador y en los frenos garantizando motricidad máxima. Es un sistema de seguridad activa muy útil.

Funciona usando los sensores y las acciones que posee el sistema de frenos ABS. En caso de que al acelerar una de las llantas del auto patine o gire a más velocidad de lo que debería, el sistema se activa para disminuir el par de giro y recuperar la adherencia entre la superficie y el neumático. Para ello puede efectuar una de estas accionas o varias al mismo tiempo:

  • Suprimir o retardar la chispa de encendido en uno o varios cilindros.
  • Disminuir la inyección de combustible para uno o varios cilindros.
  • Frenar el neumático que carece de adherencia.

Entre las situaciones más comunes en las que actúa este sistema están las aceleraciones bruscas sobre superficies que tienen poca resistencia al deslizamiento. Entre estos suelos se pueden mencionar los mojados, con grava, caminos de tierra y superficies congeladas.

Clases de Control de Tracción

En un automóvil hay dos clases de Control de Tracción: El que reduce la potencia del motor al detectar que la llanta no pude transmitir su esfuerzo al asfalto y el que trabaja sobre el sistema de frenado, al retener la rueda que ha perdido tracción.

En ambas circunstancias, todo radica en que el sistema de seguridad ABS mantenga la comunicación con el dispositivo que gestiona el motor. En pocas palabras y a manera de esquema, se pude decir que, a través de los sensores del ABS, el sistema de gestión del motor va a detectar si se envía demasiada potencia a los neumáticos y estos han comenzado a patinar.

 

Importancia del ASR en los diferentes tipos de vehículos

Este sistema ha sido un elemento de seguridad para los autos de alto rendimiento. Estos requieren ser acelerados sensiblemente evitando que sus llantas patinen, en especial cuando la superficie está mojada o tiene nieve. En la actualidad, el Control de Tracción se ha instalado en toda clase de vehículos debido a las ventajas de seguridad que presenta. En los autos de carreras permite aumentar la tracción cuando se acelera luego de pasar una curva, sin que las llantas patinen.

En los vehículos todoterrenos se usa el Control de Tracción a cambio o en añadidura a la mecánica para patinaje limitado. Esto se implementa frecuentemente con un límite de patinaje electrónico. El patinaje de los neumáticos será menor con actuaciones pequeñas del freno, haciendo que haya más par de giro en las ruedas que no patinan.

 

Queremos que conozcas más sobre el funcionamiento de los autos, para que puedas elegir el tuyo. En Sacur Autos tenemos un auto para cada persona. ¿Ya elegiste el tuyo?