Se conoce como frenos ABS a un sistema de seguridad activa extra que tienen los sistemas de frenos, el cual es electrónico y tiene por objetivo evitar el bloqueo. Su nombre lo dice, sistema antibloqueo de frenos (ABS, por sus siglas en inglés)

Con esta clase de frenos es posible cambiar la dirección del vehículo y evitar colisionar con otro auto o algún obstáculo. Sin este sistema de frenos no es posible hacer el giro y la colisión sería inminente, de manera que es un muy útil complemento a los frenos convencionales.
Gracias al funcionamiento de los frenos ABS, el conductor puede mantener el control sobre la trayectoria que debe seguir el vehículo.

¿Qué son los frenos ABS?
Es un sistema de frenos antibloqueo que impide que las ruedas se bloqueen y vayan a patinar al momento de frenar. En este caso, el automóvil no solo desacelera óptimamente, sino que también se mantiene estable y direccionable en toda la frenada, permitiendo girar al mismo tiempo que se frena. Se diseñó con el objetivo de que el conductor mantenga capacidad de dirección y se evite el arrastre en el frenado.

  • ¿Para qué sirven los frenos ABS?
    La respuesta inmediata es asegurar la plena manejabilidad del vehículo, incluso cuando se frena de emergencia
  • Permite que el auto se mantenga manejable, a pesar de haber frenado a fondo.
  • El conductor podrá mantener el dominio del auto al frenar, aunque sea un novato.
  • Cuando se frena a fondo en curva, el coche no derrapa.
  • El automóvil se comporta de forma independiente de las condiciones que tenga el suelo. Por ejemplo, aunque el centro esté seco y el margen se encuentre cubierto de nieve.
  • Los frenos ABS son una importante contribución a la seguridad del automóvil.

¿Cómo funcionan los frenos ABS?
Los frenos ABS funcionan en compañía del sistema de frenado convencional. Se trata de una bomba que se le coloca a los circuitos por donde fluye el líquido de frenos y en los detectores que están encargados de controlar las revoluciones que se producen en las ruedas. Si al realizar una frenada de forma brusca una o más ruedas reducen las revoluciones repentinamente, el sistema ABS lo detecta. Esta señal es traducida como si las ruedas fueran a bloquearse sin que el vehículo se detenga.

Si esto pasara, el automóvil se deslizaría sobre la superficie sin control y sin poder reaccionar a los movimientos del volante. Es por ello que los sensores envían señales al módulo de control para evitar que esto suceda. La presión sobre los frenos se reduce sin necesidad de que el conductor intervenga en ello.

Cuando todo se normaliza, las ruedas volverán a girar correctamente y el sistema va a permitir que la presión ejercida sobre los frenos actúe de nuevo con la intensidad requerida. Cuando este sistema interviene, el procedimiento se repite rápidamente, entre 50 a 100 veces cada segundo. Esto se traduce en vibración del pedal de freno.

 

¿Sabías todo esto? Hay mucho más por descubrir sobre el funcionamiento de tu auto. ¡Seguí las novedades de Sacur en nuestra web para mantenerte informado!