Las pastillas de freno son complementarias con los discos de freno ya que, en conjunto, hacen uno de los sistemas de freno más comunes en los vehículos, buscando garantizar que el vehículo se detenga de forma rápida y eficiente.

Estas piezas deben estar en perfecto estado para evitar que la distancia de frenado aumente y se ocasionen derrapes incómodos e incluso peligrosos. El mantenimiento preventivo es fundamental.

¿Para qué sirven las pastillas de freno?

Las pastillas de frenado son elementos esenciales en el sistema de freno de un auto. Actúan como una superficie de fricción para los discos de freno. Cuando se acciona el pedal, el vehículo se detiene gracias a un sistema que incluye el roce de los discos sobre las pastillas de freno.

¿Cómo funcionan las pastillas de freno?

El sistema de frenado en general se rige por leyes físicas que determinan todo el proceso requerido para lograr detener un auto en movimiento. La fricción es el principio básico del funcionamiento de los frenos de un automóvil.

Cuando un cuerpo contacta con otro en distintas direcciones, ocurre una fuerza conocida como fricción que se opone al movimiento de este cuerpo hasta lograr detenerlo. La fuerza de fricción dependerá de dos factores importantes:

  • Área de contacto que hay entre los cuerpos.
  • Fuerza que se aplica entre ambos cuerpos.

En lo que refiere a un automóvil, el área de contacto abarca los elementos que logran el frenado. Es decir, el área de contacto existente entre los discos y las pastillas. En otros casos, entre las campanas y las bandas, cuando se usa frenos de tambor. Otra de las áreas de contacto que aparece cuando un auto está en movimiento, independientemente del tipo de frenos que use, es entre las superficies donde el vehículo circula y las llantas.

Mantenimiento preventivo de las pastillas de freno

Las pastillas de freno son piezas que generalmente no sufren averías como tal, sino que son propensas al desgaste y necesitarán de un mantenimiento que se basa en su cambio frecuente. Si se circula con un auto que tiene las pastillas de frenado bastante gastadas, se le restará eficacia a todo el sistema de frenado.

El cambio de pastillas no se mide por tiempo, sino por kilómetros recorridos. Las pastillas de freno se deben empezar a controlar a los 30.000km y pueden durar desde eso, hasta 100.000 km.

Vos,  ¿Ya controlaste las pastillas de tu auto? Es mejor estar preparado ante una emergencia y sentirte seguro al conducir.