Llega la época de vacaciones y por eso es improtante tener en cuenta recomendaciones para saber cómo revisar el auto antes de salir, qué elementos  hay que llevar y cuáles son los tips de manejo que contribuyen a viajar de forma segura y placentera.

Todos los años, miles de turistas circulan por las rutas de nuestro país durante las vacaciones. Lo mismo ocurrirá en esta temporada, por eso hay que estar preparados.

REVISIÓN COMPLETA DEL VEHÍCULO
Antes de salir a la ruta se recomienda realizar un chequeo general del vehículo.
Correcta Alineación del Tren Delantero: es fundamental para el dominio del vehículo, sobre todo en frenadas y en curvas veloces.

Eficiencia del Sistema de Frenos y en particular el desgaste de las pastillas: la misma debe hacerse en un frenómetro, que nos asegure, ante una emergencia, que el vehículo responderá al máximo de sus posibilidades.

Eficiencia de los Amortiguadores: es necesario realizar una prueba de ciclado que nos asegure un adecuado contacto con la ruta, evitando la pérdida de adherencia.

Estado de conservación de los Neumáticos, es importante verificar el grado de desgaste a través de la profundidad remanente del dibujo y la correcta Presión de Inflado.

Correcto nivel de todos los fluídos: freno, dirección, lubricante, refrigerante, limpia-parabrisas.

Parabrisas: sin picaduras ni rajaduras, limpio y libre de residuos de aceite y combustión incompleta, típicos del tránsito lento en las ciudades. Las escobillas deben estar en perfecto estado.

CONSEJOS DE SEGURIDAD PARA EL MANEJO
1. Prohibido el celular mientras manejás
Cuando se conduce lo primero y prioritario es prestar atención a lo que hacemos con nuestros 5 sentidos. Buscar un número en la agenda del celular o, aún peor, intentar marcar el número, nos puede llevar entre 2 y 3 segundos. Si circuláramos sólo a 100 km/h, esto equivale a recorrer “a ciegas” entre 55 y 80 mts. Ahora, pensalo… ¿aceptarías que una persona que no puede ver manejara un auto por la ruta? Seguramente no…

2. No dejes elementos sueltos en el automóvil
En un choque frontal a 50 o 60 km /h contra un vehículo pesado, detenido en la ruta o en la calle, o contra una columna o un árbol muy sólidos y rígidos, la desaceleración prácticamente instantánea podría multiplicar por 100 veces las cargas que entran en juego.

Pensalo así: un matafuegos, una botella u otros elementos que no estén sólidamente fijados al piso o a los asientos podrían impactarte con una violenta fuerza equivalente a 200 o 300 kilos. Recordá entonces no llevar elementos sueltos en tu vehículo.

3. Usá siempre el cinturón de seguridad
Ante un impacto como el mencionado anteriormente, una madre necesitaría para sostener a su bebé tener una fuerza similar al peso de un automóvil mediano, si no está protegida con el cinturón adecuado. Usar el cinturón puede salvar tu vida y la de quienes te acompañan.

4. Respetá los carriles y la velocidad máxima
Si vas a la velocidad máxima permitida para el carril rápido, no pretendas “disciplinar” al que viene atrás, más rápido que vos. Claramente no sabemos qué puede estar causando su urgencia. Un conductor con intención de sobrepasarnos, aunque vayamos a la velocidad máxima que permite el carril, intentará lograr su objetivo acercándose peligrosamente, o insultándonos o encandilándonos con sus luces en nuestros espejos. Correrse a un carril más lento y dejarlo pasar es lo más seguro.

5. No recurras a la “Frenada Pánico”
En situaciones muy críticas, en las que hay que minimizar la distancia de frenado, solemos creer que «subirnos arriba del pedal de freno» hará el milagro de detener al vehículo instantáneamente. Esto es lo que en la jerga conocemos como «frenada pánico» En realidad, esta creencia no sólo es falsa, sino que hasta puede conspirar contra la eficiencia de un buen frenado.

En realidad para aquellos vehículos que aún no tienen frenos con ABS, la frenada más eficiente será aquella en que presionemos el pedal de freno tanto como sea posible, justo antes que los neumáticos lleguen a bloquear.
No es fácil: hay que entrenarse bastante para lograrlo, pero una frenada 100 % eficiente puede ser la diferencia entre un accidente serio o sólo un susto.

DOCUMENTACIÓN
Los documentos y elementos que hay que llevar son el registro de conductor y DNI o cédula de identidad, cédula verde o azul, según corresponda, comprobante de seguro en vigencia, comprobante de Verificación Técnica Vehicular (VTV) al día –según el distrito-, matafuegos, botiquín de primeros auxilios, cuarta de remolque, chaleco reflectante y balizas portátiles.

¡Lo mejor es viajar seguro! Sacur Autos les desea Felices Vacaciones